«La Esencia de lo Visible».
Hospital La Arruzafa. Córdoba.

17 de Septiembre del 2018

El pasado viernes quedó inaugurada “La Esencia de lo Visible”, escultura monumental realizada con motivo del 25 Aniversario del Hospital La Arruzafa de Córdoba.

El acto se llevó a cabo por el director médico, Juan Manuel Laborda y el director gerente, Rafael Agüera en los jardines exteriores de las instalaciones de la clínica y contó con la presencia de todos los profesionales que trabajan en este centro especializado en oftalmología.

La obra, elaborada en acero corten y de unos 650 kilos de peso, se ha ubicado entre los edificios E1 y E2, que corresponden a las áreas de especializadas médicas y de hospitalización, y puede contemplarse desde la avenida principal.

Según la artista, surge con la idea de crear una escultura que manifieste la importancia del cuidado del ojo, entendiendo este como el órgano encargado de mandar la información visible a nuestra mente para poder ser interpretada por el cerebro y, por lo tanto, el punto donde se mezcla alma y cuerpo.

Este proyecto invita a reflexionar sobre la dialéctica entre lo interior y lo exterior. El ojo funciona como una puerta entre estas dos realidades y su proyección hacia mundo visible es el signo que representa la apertura hacia el conocimiento. La realidad es una ilusión proyectada vista a través de nuestra mirada que llega en esencia a lo más profundo de nuestro ser.

El evento comenzó con un primer acto de inauguración con unas palabras de director Laborda explicando el motivo del encargo, seguidas de una breve explicación por parte de la artista sobre el proyecto realizado, para finalizar con un coctel de celebración que reunió a todos los asistentes.

En palabras de la artista;

Quiero agradecer a todo el equipo del hospital por la confianza que han depositado en mí y por darme la oportunidad de poder embarcarme en un proyecto tan bonito con el que he aprendido tanto. Para mí ha supuesto un crecimiento personal y profesional muy importante

También a todo el equipo de profesionales que han estado conmigo mano a mano para la realización de la obra. Sin todos ellos no hubiera sido posible.

He tenido una suerte tremenda de poder contar con todas estas personas y poder ubicar una de mis piezas en un lugar con tanto encanto donde cada rinconcito está
cuidado al detalle. 

Mi cometido en Córdoba ha terminado. Esta ciudad se queda con un trocito de mi alma.

Cerrar menú